From Askoll with love

Alta eficiencia energética, muy bajo consumo y ahorro de materias primas distinguen desde 1978 los motores eléctricos Askoll, una empresa que cuenta con más de 800 patentes registradas relativas a este componente y a sus aplicaciones.
En 2015, después de exactamente tres años de un estudio llevada a cabo con la ayuda de un equipo de técnicos, algunas provenientes de las principales marcas de bicicletas, automóviles y motocicletas italianas, el Grupo ha decidido utilizar su know-how para emprender un nuevo desafío: entrar en el sector de la movilidad sostenible presentando al mercado una gama de vehículos eléctricos.

Los productos Askoll actualmente están primeros por venta en Italia, en sus categorías respectivas (scooteres eléctricos 50 cc y bicicletas urbanas con pedaleo asistido). El scooter eS1 ha sido galardonado con el Green Prix 2015 en el marco del proyecto “No Smog Mobility” como producto del año (de acuerdo con los datos de venta certificados por ANCMA, la asociación que reúne las empresas italianas fabricantes de bicicletas y motocicletas).

Diseño + Tecnología + Made in Italy.
Moverse juntos hacia un futuro mejor.

El desafío a la movilidad eléctrica se ha convertido inmediatamente en un éxito. Emocionante.
Este resultado ha sido posible por la combinación, magnífica, entre la calidad técnica de los productos y el diseño clásico. Para Askoll, la calidad técnica significa que sus vehículos nacen 100% eléctricos: no son adaptaciones de vehículos existentes con motor endotérmico, como sucede a menudo en este mercado. Incluso todos sus componentes técnicos más sofisticados (batería, unidad de control electrónico, motor) son desarrollados internamente. Así como toda la automatización necesaria para producir y probar los vehículos que también es diseñada y fabricada en Askoll.

Askoll hace bien a todos.
Al medio ambiente y a ti también.

Los vehículos eléctricos Askoll
son medios de transporte “limpios” sin emisiones de dióxido de carbono ni de otros contaminantes. 
La energía eléctrica almacenada en las baterías y utilizada por los motores de estos vehículos se puede producir con fuentes renovables o mediante fuentes energéticas no renovables con emisiones de CO2. En el primer caso se trata de “fuentes verdes” que son la solución ideal, pero en ambos casos los beneficios para el medio ambiente son muy importantes.
El scooter eléctrico Askoll produce 0 g/km en caso de regeneración a partir de fuentes renovables y solo 7,2 g/km de dióxido de carbono en caso de regeneración de la energía a partir de fuentes no renovables, contra los 72 g/km que produce un ciclomotor con motor endotérmico.
En Europa circulan alrededor de 11 millones de ciclomotores y scooteres. Si fueran solo scooteres eléctricos, la producción anual de CO2 disminuiría en más de 2 millones de toneladas.